Blog

Sopas alemanas para entrar en calor

Fecha: 14/Nov/2017

Fuente: www.dw.com/ Alemania es la tierra de las sopas. Ningún otro país tiene tanta variedad de recetas. La sopa es algo más que un plato de acompañamiento. Calienta el cuerpo, cura el alma y sabe muy bien. Según un estudio del Instituto Rheingold de Investigación de Mercado, los alemanes vinculan la sopa con sus recuerdos de la infancia. Además, incluso los médicos recomiendan la sopa de pollo para el resfriado o luego de enfermedades duras. Aquí están las diez favoritas. Sopa de calabazaEn realidad no es de origen alemán, pero la sopa de calabaza no puede faltar en el menú de un restaurante de Alemania. Es sana y sacia. Y no lo olvide: su color amarillo-anaranjado trae un toque de color a los días grises del otoño. Flädle-SuppeLa conocida como “Flädle-Suppe” es una especialidad del sur de Alemania, sobre todo de Baviera. Llegó desde Austria, a través de los Alpes. Es fácil y rápida de cocinar. Los ingredientes son: caldo y tortitas cortadas en rebanadas.Así se aprovechan bien los restos. Luego vienen los condimentos: hojas de laurel, cebollino, perejil, pimienta, sal y lo que usted le quiera añadir. Sopa bávara de “Knödel” de sémolaOtra de las sopas favoritas de Baviera. Una variante vegetariana para el que no le guste la “Flädle-Suppe”. Está hecha con los típicos “Knödel” de sémola, caldo, cebolla y zanahoria. La nuez moscada es muy importante para el sabor. En algunas regiones también se sirven los “Knödel” con sopa de pescado o de espinacas. La sopa es tan sana que, si alguien se enferma, ayuda a que se mejore. Sopa de cervezaTambién la sopa de cerveza viene de Baviera. ¿Cómo podría ser de otra forma? Los bávaros beben cerveza para comer y toman cerveza como sopa. Cuecen una cebolla en mantequilla, le echan pan ligeramente tostado en trocitos, lo rebajan con caldo de carne, echan cerveza, dejan que todo hierva a fuego lento y sirven la sopa con cebollino y trozos de cebolla. Sopa de guisanteTambién hay sopas del norte de Alemania. El clásico de Renania del Norte-Westfalia es la sopa de guisantes. Incluso aunque haya a quien no le haga mucha gracia el color, la sopa de guisantes es increíblemente agradable. Calienta los días fríos. Durante la temporada de carnaval, en febrero y marzo, es un plato típico y se sirve con salchichas o pan. Sopa de pescado del norteCuando se habla se sopas alemanas, Hamburgo es algo así como la capital de las sopas. Dado que la ciudad tiene el puerto más grande de Alemania, no resulta sorprendente que haya sopa de pescado. Auqnue en realidad pescado es un término poco concreto. La sopa puede llevar cualquier tipo de animal marino: gambas, marisco o incluso gallineta nórdica. Sopa de patatasLa sopa de patatas se come en toda Alemania, pero especialmente en el este. Berlín se enorgullece de poder ofrecer muchas variedades de sopa de patatas. Y es que es más que un potaje. Además, berlineses y brandenburgueses tienen sopa de cebada, de carne ahumada con sirope y ciruela y de cangrejo de río con espárragos. Sopa de gulaschEn realidad, la sopa de gulash viene de Hungría, aunque allí se come como gulasch de carne de vacuno con pasta o “Knödel”. En Alemania, la sopa de gulasch tiene un lugar asegurado en los menús de los restaurantes. Sopa de ajoLa presentación de la sopa de ajo sorprende a muchos, pero se trata de un plato delicioso y fresco. Las hojas, no el diente de ajo, le dan un sabor especial. Además, la sopa es una bomba de energía. Los estudios señalan que la sopa de ajo refuerza el sistema inmunológico y que incluso previene el cáncer. Sopa de espárragosEn primavera, los alemanes esperan con impaciencia los primeros espárragos. Por eso se les conoce con el sobrenombre de “varitas de oro”. La sopa de espárragos es una exquisitez que solo se sirve durante un corto período de tiempo, pues los últimos espárragos llegan en junio.          

Leer Más[...]

Qué comer en Alemania: mucho más que salchichas

Fecha: 09/Nov/2017

Fuente: https://www.diariodelviajero.com   Si te planteas un viaje, despégate de los tópicos al considerar qué comer en Alemania y descubrirás una cocina variada y potente. Deja el régimen para la vuelta y entrégate. Veamos algunos de los platos tradicionales de la mesa alemana. Sí, hay salchichas, pero también ensaladas, entrantes, pescados y carnes. Si bien cada región de Alemania tiene sus propios platos, veamos algunos que son comunes a todo el país, salvo que indiquemos lo contrario. Aprendamos algo más para salir de la "kartoffelnsalt" o ensalada de patatas. Hasenpfeffer: cocido de conejo o liebre marinado con pimienta, clavo, limón, tomillo, romero y laurel, junto con la sangre del animal. Sossklopse: albóndigas de carne de ternera con huevo y pimienta blanca. Si se hacen con carne de sardina, se las llama Rostocker Klopse- Se sirven con una salsa tipo Bechamel que incluye una yema de huevo y alcaparras, y como acompañamiento: arroz blanco o patatas hervidas. Kieler Sprotten: espeto de sardinas del Báltico ahumadas. Labskaus, un plato combinado. Es carne picada de ternera, molida junto con bacon, cebolla y pickles, a veces con remolacha. Se forma una especie de mega hamburguesa amorfa y se asa. Se sirve junto con un huevo frito encima (o dos) y acompañado de patatas, pepino o vegetales. Es un plato del norte de Alemania que encontrarás también en toda Escandinavia. Se suele acompañar también con rollitos de pescado. Mett: una especie de carpaccio de carne de cerdo molida, condimentado con pimienta negra y servido con rodajas de cebolla. Si es de carne de jamón, se le llama Schinkenmett . Suele servirse sobre un bollo de pan, y entonces es un Mettbrötchen. Bratkartoffeln: rodajas de patatas fritas junto a cebollas y bacon. Brathühnchen: pollo asado marinado con pimienta y especias. Rouladen: un fino filete de carne de ternera untado con mostaza y relleno de bacon y cebollas, que se sella sobre el fuego para luego cocerse en caldo de verduras. Se sirve con ... Spätzel: es el nombre genérico a muchas variedades de pequeños fideos que se sirven como acompañamiento a un plato principal. Pueden ser pequeños y redondos hasta muy finos y de unos 2 o 3 centímetros. Parecidos a los malfatti italianos, están hechos con una masa al huevo. Los encontrarás dulces, con puré de manzanas en la masa y dorados en azúcar moreno (Apfelspätzle). Schupfnudel: similares a los anteriores pero más parecidos a los gnocci aunque hechos con harina y huevo (en algunos lugares, también con puré de patata). Se amasan pequeñas bolitas que se estiran en la mano dándole la forma de un pequeño "dedo" y se hierven. Después, en algunos lugares, se los pasa por una sartén con mantequilla y pan rallado, o directamente se fríen, para luego bañarlos en nata caliente y servirlos con carne asada al horno. Ummm! Schweinshaxe (foto del inicio): un segmento de la pata de cerdo (creo que es el codillo) marinado y asado junto con cominos y ajo hasta que la piel queda crujiente. Se sirve con patatas y mostaza con rábano picante. Plato muy popular en Baviera. Kartoffelsalat: como decíamos al inicio, un comodín en todo Europa Central. La ensalada de patatas es un must. Se hierven con su piel para luego servirse en mil formas: en Alemania, tibia con vinagre y daditos de bacon; en República Checa, con mayonesa, huevos cocidos y aros de cebolla; en Bulgaria, con puerros y pimienta negra. Kohlroulade: otro plato muy difundido. Arrolladitos de hojas de col, rellenos de carne y especias. Es el sarma en Turquía, los holishkes de la cocina judía, o los bragioli de Malta. Bratwurst: salchichas delgadas y largas, de carne de ternera y cerdo especiada.

Leer Más[...]

Alemania, la meca de la comida ecológica

Fecha: 31/Oct/2017

Fuente: elpais.com/ ¿Qué diferencia hay entre un huevo ecológico y uno convencional? A primera vista, ninguna. Lo que cambia es el proceso que se esconde entre bambalinas: nada de pesticidas sintéticos, de granjas abarrotadas de animales, de cultivos intensivos. "Es más sostenible", resume Joyce Moewius de BÖLW, la organización paraguas de la industria del ramo en Alemania, el principal mercado ecológico en Europa y el segundo del mundo solo por detrás de Estados Unidos. La UE trabaja desde 2014 en una nueva normativa para regular un negocio que en 2015 creció por encima del 7% y movió 75.000 millones de euros a nivel global. La falta de consenso en torno a varios temas, en particular la polémica sobre el nivel de pesticidas, desató una guerra en Bruselas y convirtió la normativa en una de las más debatidas en la historia de la Comisión de Agricultura.   Ecológico, biológico, orgánico, todos son sinónimos. La clave no está en el producto final; lo que se certifica es el proceso. "La normativa dice cómo se produce, se etiqueta y se controla", aclara Moewius. Los agricultores orgánicos europeos tienen prohibido emplear pesticidas sintéticos (pero sí está permitida una lista cerrada de plaguicidas y productos fitosanitarios naturales) y suministrar antibióticos a los animales, que tienen que recibir luz natural y poder moverse libremente por el campo. "Se asegura una mayor biodiversidad y variedad en los cultivos", explica Anna Maria Häring, docente de políticas y mercados del sector agroalimentario en la Universidad alemana de Eberswalde, y "se evita que los animales desarrollen resistencias a las bacterias, algo que no es bueno ni para su salud ni para la humana".   Para obtener la certificación ecológica hay que prescindir de cualquier tipo de fertilizante durante tres años. Lo que muchos consumidores desconocen es que el sello se otorga aunque el producto final contenga residuos de sustancias químicas prohibidas para este tipo de alimentos. Eso sí, siempre y cuando el nivel no supere un cierto umbral, el mismo permitido para la comida convencional. "El problema es que la contaminación puede llegar de cualquier lugar", comenta Isabelle Buscke, responsable en Bruselas de la Federación Alemana de Asociaciones de Consumidores (VZBV, por sus siglas en alemán). "Si tu vecino es un agricultor tradicional no puedes prevenir que el viento lleve a tus cultivos ecológicos los pesticidas que él utiliza".   La agricultura ecológica ha recibido un espaldarazo por una sociedad cada vez más preocupada por el bienestar, la salud y el medio ambiente. Tanto en Alemania como en otros países europeos se encuentran tiendas especializadas y los alimentos biológicos han inundado los supermercados de comida tradicional. Pero el precio sigue siendo uno de los principales frenos para el consumidor. "Los productos ecológicos suelen ser entre un 30% y un 50% más caros", confirma Von Maztlan, pero "muchos ciudadanos están dispuestos a pagar por ello". "No es una cuestión de que sea más saludable, porque la nutrición de hoy en día es fantástica, tanto la orgánica como la convencional, es porque hace menos daño a la naturaleza".   Mientras Von Maztlan cuenta sus razones, en Bruselas se libra una guerra legislativa para definir la nueva normativa que regulará la producción ecológica. La Comisión Europea lanzó una consulta pública y en 2014 propuso reglamentar ex novo el sector. Tras años de duras negociaciones, a principios de julio pasado se llegó a un tímido acuerdo político entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo, a la espera de la votación definitiva.   "Las negociaciones fueron difíciles desde el principio", asegura Norber Lins, eurodiputado alemán del grupo Popular. El punto más controvertido, según varios miembros del Parlamento Europeo, institución que ha financiado este viaje, se refería a la sugerencia de la Comisión de que solo los alimentos exentos de pesticidas (un nivel por debajo de 0,01 mg por kilo, al igual que la comida para bebés) se pudieran certificar como ecológicos.   "Nosotros estábamos de acuerdo con la Comisión y propusimos que en caso de contaminación involuntaria el productor orgánico fuera indemnizado", cuenta Lidia Senra, eurodiputada española de la Izquierda Unitaria Europea. "Fue un tema de debate muy fuerte que causó posiciones encontradas", confirma.   La propuesta de la Comisión relativa a los pesticidas finalmente no se incluyó en el texto, entre aplausos de unos y decepción de otros. "La mayoría dijo que no quería ningún nuevo umbral de plaguicidas, pero que quería [...] mejorar la vigilancia", dijo tras cerrarse las conversaciones el alemán Martin Häusling, del Partido Verde y líder del equipo negociador del Parlamento Europeo.   Eduardo Cuoco, director del grupo de presión IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica), defiende que "lo biológico nace con un certificado de proceso, no de producto". "En los últimos 15 días se ha trabajado de forma muy intensa para llegar a un acuerdo, y la manera para solucionar el problema ha sido no solucionarlo", concluye.   Un negocio de nicho   En Berlín es fácil encontrar mercadillos ecológicos al aire libre y comercios que solo venden productos certificados. Hasta hay un biohotel en el este de la ciudad. El hotel Almodóvar, cuyo nombre rinde tributo al director español, se erige en una esquina del barrio alternativo de Friedrichshain. Mesas de madera maciza de la India y muebles de estilo oriental dominan la decoración de un ambiente sencillo, pero cuidado. El menú del día, escrito con tiza en una pizarra, asegura que los alimentos son 100% ecológicos. "Fuimos a varios bancos antes de conseguir un préstamo; nos decían que estábamos locos", cuenta la propietaria, Alexandra Müller-Benz. "Ahora tenemos clientes de todo el mundo, aunque hay quien reserva sin saber que aquí todo es sostenible, hasta la pintura y el suelo", remacha.   Aunque represente todavía un negocio de nicho, los cultivos ecológicos han crecido a un ritmo de 500.000 hectáreas por año en Europa en la última década, según Eurostat, y en 2015 acaparaban el 6,2% de la tierra cultivable. "El objetivo es alcanzar el 50% para 2030", asegura Cuoco, de IFOAM.   Kirsten Arp, encargada de calidad en BNN (la asociación alemana de procesadores, mayoristas y minoristas ecológicos), cuenta que Alemania tenía comercios especializados ya a finales de los setenta, aún a falta de una regulación europea. En 1991 llegó la primera normativa comunitaria y en 2010 se introdujo la etiqueta europea (organic leaf, hoja ecológica), un sello que certifica que el proceso cumple con los estándares. "Hemos sido pioneros", dice Arp. "Hoy en día tenemos unas 2.500 tiendas y las ventas de productos ecológicos representan el 5% de todo el sector alimentario".   Gracias a su fuerza demográfica, su larga tradición ecologista y al apoyo político al sector, Alemania se ha convertido en el líder indiscutible en cuanto a tamaño de mercado —en 2015 creció un 10% y movió 8.500 millones de euros, casi un tercio de todo el mercado europeo (30.000 millones)—, pero sus condiciones climáticas no le permiten encabezar las clasificaciones de producción.   María Dolores Raigón, catedrática en la Universidad Politécnica de Valencia y presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, explica que "existen dos Europas con diferentes objetivos; la del norte que es consumidora y la del sur que es productora". "Pero las cosas están cambiando", mantiene. De acuerdo con las estadísticas del Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica FIBL, unos de los mercados que más creció en 2015 fue el español, con un repunte superior al 20%.   Una de las mayores críticas a la agricultura orgánica es su menor productividad con respecto a la tradicional, debido a que se necesitan más tierras al no usar técnicas intensivas de producción. "Pero hay estudios que dicen lo contrario", insiste Häring, de la Universidad de Eberswalde. "Es necesario apostar por la investigación y cambiar el patrón de consumo si queremos impulsar este tipo de agricultura", sugiere.   "Compro biológico cada dos días", asegura Daniel, un joven diseñador de Hamburgo a la salida de un local de Alnatura en Berlín, una de las cadenas especializadas más grandes de Alemania. "Siento que estamos echando demasiados productos químicos en la naturaleza, y este es mi pequeño grano de arena". "Los consumidores confían en el sello, pero no siempre saben qué significa ecológico", matiza Buscke, de VZBV, "y las etiquetas tampoco ayudan".   Además del sello europeo, varios países, como Alemania, cuentan con certificaciones propias, cada una con su etiqueta. "Es una cuestión en la que se tiene que trabajar ", zanja Buscke. "Lo más importante es que el consumidor sepa lo que compra".   Recuerda que en María Drexler tenemos una gran variedad de productos ecológicos

Leer Más[...]

¿Sabes cómo es un desayuno tradicional alemán?

Fecha: 26/Oct/2017

Fuente: www.intermundial.es Hoy para desayunar… un pedacito de Alemania. Y es que muchas veces la cultura de un país queda reflejada en su gastronomía y en sus hábitos de consumo. Así, por ejemplo, el Frühstück (“desayuno” en alemán) contiene un poco de todos los ingredientes típicos, aunque si en lo que estamos pensando es en cerveza, eso sería para más tarde. En Alemania, el desayuno se sirve desde las seis de la mañana hasta las nueve y su composición depende de la región. En general, es bastante abundante y tiene cierto parecido con el desayuno anglosajón. Uno de sus ingredientes principales es el pan. En Alemania existen hasta 300 clases de pan y en el desayuno se suelen tomar los llamados Brötchen (“panecillos”), que pueden ser de pan blanco, integrales, de centeno o de cebada, con semillas de girasol, sésamo o amapolas y que se suelen tomar con mantequilla y mermelada. Además, a estos panecillos les suele acompañar un poco de embutido, queso o un huevo pasado por agua. También es bastante común encontrar en los desayunos alemanes muesli mezclado con leche y miel. Además de una taza de café o té como colofón de este rico desayuno que aporta los nutrientes esenciales para comenzar el día.   Recuerda que en la tienda de www.mariadrexler.com puedes encontrar todos los ingredientes para un perfecto desayuno alemán: panecillos, embutido, queso, mermeladas, mueslis....

Leer Más[...]

¿Qué se come en …. Alemania en Navidades?

Fecha: 19/Oct/2017

¿Qué comidas tradicionales hay realmente en Alemania? Esta pregunta queremos responderla, ahora, poco antes de las Navidades. En la Noche Vieja se sirve principalmente: el ganso de navidad, carpa, salchichas con la ensalada de papas, Raclette (queso de origen suizo proveniente del cantón del Valais) y Fondue. La cena de navidad no varía mucho si se realiza antes o después de repartir los regalos de Navidad; variando según las regiones o familias, pero la cena será un acto festivo para todos. La comida tradicional navideña, según tradición o región, se produce realmente el 25 de diciembre, lo que se denomina "el primer día festivo de Navidad" ya que en Alemania, también es festivo el 26 de diciembre. Se empieza con el cordero lechal de Navidad. Este es en muchos hogares alemanes el más querido plato, el cual será consumido en su mayoría el día 25 de diciembre. Por lo tanto, su preparación es muy importante y laborioso. Antes de ponerlo en el horno, el lechón será rellenado con cebolla, manzana, castañas y condimentado con mejorana y artemisa. Como acompañamiento estarían los tradicionales Klöβe (albóndigas de papas) y col roja. La tradición del ganso de navidad comenzó en 1588 en Inglaterra. Por aquel entonces, la reina Isabel I de Inglaterra tendría el día de navidad un ganso asado, cuando era presionada con la armada invencible española, en sus costas. En muchas regiones de Alemania la carpa es también tradicional en las mesas, el día de Navidad. Sobre todo en la zona sur de Alemania, se tiene la tradición de comer carpa. Y para que sea apropiada la celebración, se debería tener en el menú platos vegetarianos. Para la preparación de la carpa para la festividad de navidad, se cortará el pescado en trozos, se empana y se freirá en aceite. Como acompañantes estaría: la ensalada de papas, la ensalada de pepinillos y papas guisadas. Hay supersticiones que se refieren a la carpa de navidad. Como por ejemplo: si encontramos escamas de la carpa en nuestra chaqueta, recibiremos un dinero inesperadamente, en el nuevo año. La espina de la carpa, se pondrá al día siguiente de la festividad, debajo de un frutal, y así este árbol tendría muchas frutas en el año nuevo. La ensalada de papas con salchichas ha sido y sigue siendo un clásico en estas fiestas de navidad. El cual mantiene también una vieja tradición. Ya que esta comida representa la pobreza que Maria y José vivían en la Noche del nacimiento del niño Jesús. Por ello, la Noche Buena tiene una relación directa con la cuaresma y con ello, la prohibición de comer carne, y mantener una dieta sencilla. Y aunque las salchichas no sean propias de los tiempos antiguos, para muchas familias supone una comida fácil de preparar, sin grandes preparativos, para las visitas familiares y este tiempo de reunión, que debe significar las Navidades. La gran comida de Navidad será el 25 y 26 de diciembre. Cada familia tiene sus propias tradiciones con sus propias comidas tradicionales para Navidades.

Leer Más[...]

QUESOS ALEMANES

Fecha: 17/Oct/2017

Recuerda que en María Drexler puedes conseguir algunos de los mejores quesos internacionales. Visita nuetra página para elegir los que más te gusten   Fuente: http://www.queserialaantigua.com Aquí van algunos de los quesos típicos Alemanes. Este país posee alrededor de 30 variedades distintas de quesos frente a Francia que tiene más de 500 tipos. En diferentes artículos iremos hablando de ellos. Seguro que alguno nos suena de verlo en alguna tienda especializada en quesos.   Chiriboga blue Queso de pasta semiblanda, azul, elaborado a partir de leche de Vaca; sin corteza. Se elabora en la región de Babiera, al pie de los alpes Babaros, y su nombre oficial es “Bayrischer Blauschimmelkase”. La receta original de la elaboración de este queso es originaria de Francia, con la intención en 1902 de competir con el queso Roquefort. De hecho, dicen que su elaborador inicial quería llamar a este queso “Roquefort bávaro de montaña”. El Chiriboga Blue se elabora con leche cruda de vaca; presenta coloración azul verdosa del moho que crece en su interior. No tiene corteza. Tiene un sabor muy mantecoso, suave y muy cremoso, con notas a hierba y una acidez brillante. Es el queso perfecto para iniciarse en los quesos azules. Es un queso que marida a la perfección con cualquier vino dulce. Hessischer Handkäse Queso elaborado a partir de leche de vaca, pasta fresca y corteza lavada con salmuera. El Hessischer Handkäse “queso de mano” se elabora desde hace siglos, mediante receta campesina (se cree que del año 1813) en la región de Hesse. El queso en su exterior presenta una superficie lisa, con costra de color que va de dorado a rojo acastañado, aspecto oleoso brillante, el interior es entre blanquecino y amarillento. Tiene una consistencia entre blanda y firme, de maduración uniforme de fuera adentro. Su sabor y olor es puro, entre aromático y picante. La denominación Hessischer Handkäse se aplica a los quesos con forma de panecillo, del tamaño de la palma de la mano, con la cual se moldeaban. Se incluyen entre los quesos de leche agria, fabricados, por lo general, con cuajada obtenida de leche agria, mediante acidificación (sin cuajo). Posee Denominación de Origen desde 2010. Nieheimer Käse Queso de pasta fresca sin corteza elaborado a partir de leche de vaca. Se elabora en la zona de Nieheim, en Westfalia. Existen referencias de este queso en el manual de técnica quesera «Handbuch der Käsereitechnik», del año1884. Es un queso de leche agria, bajo en grasas y rico en proteínas. Sus ingredientes son la cuajada de leche descremada de vaca y la sal. Su consistencia a la venta varía de tal manera que en algunos casos puede cortarse y en otros rallarse en función de su maduración, que se logra exclusivamente con las levaduras y bacterias de la cuajada agria, sin la utilización de otros cultivos lácticos. La superficie exterior es lisa y sin rugosidades. El color es amarillento tirando a gris verdoso. El queso puede estar cubierto con hojas de lúpulo König Ludwig Este queso se produce en el corazón de los fértiles Alpes bávaros (a 2.000 metros sobre el nivel del mar) una región protegida en Europa, donde los campesinos dan de comer a las vacas la hierba fresca o el heno, y han producido queso de la leche, de una manera totalmente natural desde hace siglos; es en la leche de origen, donde radica el éxito de este queso. El König Ludwig (“Rey Luis”) es un queso semi duro hecho con leche cruda de vaca, corteza natural de color dorado, pasta es suave, de color claro a dorado, con pocos ojos. Su sabor es suave y delicado con notas a nueces, aromáticamente suave. Cuanto más maduro es el queso, más intenso es su sabor. Su nombre se debe a que se elaboraba originariamente en una granja junto al castillo del Rey Luis. Lachhannes El Lachhannes es un queso en forma de rueda elaborado con leche pasteurizada de vaca. Posee una corteza no comestible de color anaranjado; la pasta es de color amarillo paja con una textura cremosa, pequeños ojos repartidos por toda la superficie, y está llena de pequeñas semillas de fenogreco que le aportan al queso su característico sabor a nuez natural. Estas semillas son una variedad de legumbre con usos similares a los de los cereales. Queso rico en nutrientes y con propiedades medicinales muy interesantes sobre la piel.Este queso se produce en los Alpes de Algovia (sudoeste de Baviera). Steinbuscher El Steinbuscher es uno de los quesos más antiguos de Alemania, pues se conoce desde 1860. La leche se coagula con bacterias del ácido láctico y cuajo. La cuajada salada se deposita en moldes con forma de caja donde madura al menos durante 3 semanas.Son quesos pequeños y planos con forma de adoquín. Su corteza presenta un color entre amarillo marrón y rojizo con muy poca corteza roja, en algunos casos con muy poco de moho en la parte superior. La pasta es suave, de color claro a dorado y con algunos agujeros. El queso joven tiene un núcleo claro. El sabor es entre suave y ligeramente picante, con un aroma especiado y un fuerte olor. Milben Würchwitzer Queso elaborado gracias a la fermentación que producen sobre la leche los ácaros (Milben) en lugar de ser fermentado por bacterias y/o hongos como en otros tipos de quesos. El queso se procede Sajonia-Anhalt (localidad de Würchwitz) y su tradición proviene de la cocina medieval. Para elaborar este queso de pasta dura, puede utilizarse leche de vaca, cabra u oveja. La leche se coagula con cuajo, la cuajada se deposita en un saco y el suero se elimina presionando. Se aromatiza con comino, sal y flores de saúco. La cuajada se trabaja manualmente y se forman barritas o bolas que se dejan secar 2 días. Estas formas se depositan en cajas donde habita el ácaro que diluye el queso con su saliva mientras que las enzimas liberadas entran en el queso y matan eventualmente el moho existente. Mediante el efecto antiséptico de las enzimas salivales, el queso Milben es ilimitadamente duradero. Madura a lo largo de 3 meses y la versión Milben negro, durante 1 o 2 años en la caja. El queso joven (3 meses) tiene una consistencia cérea y rápidamente se vuelve duro y quebradizo. De color ámbar, tiene un sabor especiado con un toque ligeramente amargo. El consumo de la corteza puede desencadenar hiposensibilización, es decir, puede reducir el efecto de la alergia a los ácaros del hogar. Romadur Queso de pasta blanda elaborado a partir de leche de vaca, a la que se le añaden bacterias del ácido láctico y cuajo. La cuajada se corta en trozos del tamaño de una nuez y, sin calentarla, se rellena con ella el molde. Tras darle la vuelta varias veces, el queso se deposita en un baño de sal donde permanecerá unas 16 horas. A continuación se almacena durante 14 días a una temperatura ambiente de 14 ºC. y el 90 % de humedad. Durante este tiempo, el queso se unta con “Bacterium limens”. No tiene corteza y a causa del tratamiento con unto rojo tiene una superficie entre amarilla y rojiza. La pasta es amarillo paja y compacta con una consistencia cremosa y blanda. Tiene un sabor fuerte y picante. Allgäuer Emmental Queso Pasta semi dura, cocido y prensado, corteza natural lisa encerada elaborado a partir de leche de vaca. Tiene una corteza natural lisa encerada de color dorado a marrón. La pasta es suave, de color marfil, con ojos del tamaño de una cereza. El sabor es delicado y a nuez. Cuanto más maduro es el queso, más intenso es su sabor. Si los agujeros son grandes, el queso tendrá un sabor más suave; cuanto más pequeños y abundantes sean éstos, el queso será más fuerte y picante. La elaboración es igual que la del Emmental suizo, aunque madura con 3 meses menos. Durante este tiempo, el queso madura al menos 4 semanas a 20 ºC, como mínimo, en la bodega de fermentación.

Leer Más[...]

El vino en Alemania

Fecha: 10/Oct/2017

Fuente: https://lavinoteca.info Los viñedos alemanes están situados tan al norte como lo permite la maduración de la uva. Se encuentran en tierras inapropiadas para la agricultura normal. El Rin y sus afluentes constituyen el vínculo de conexión entre las 11 regiones de la antigua Alemania Occidental. La mayor parte de Alemania tiene un clima templado húmedo en el que predominan los vientos del oeste. El clima es moderado por la Corriente del Atlántico Norte, que es la extensión norte de la Corriente del Golfo. Este calentamiento de agua afecta a las zonas que limitan con el Mar del Norte incluyendo la península de Jutlandia y la zona a lo largo del Rin. Por consiguiente, en el noroeste y el norte, el clima es oceánico, las lluvias se producen durante todo el año con un máximo durante el verano. Los inviernos son suaves y los veranos tienden a ser frescos, aunque las temperaturas pueden superar los 30 °C. durante períodos prolongados. En el este, el clima es más continental, los inviernos pueden ser muy fríos, los veranos pueden ser muy cálidos, por lo que a menudo son registrados largos períodos secos. La parte central y el sur son regiones de transición que varían de clima moderado a oceánico. En Alemania existen 13 regiones vinícolas, las cuales están localizadas sobre todo en las riberas de ríos, como el Rin, el Mosela y el Neckar. La mayor región es la de Rheinhessen (Hesse Renana). Las uvas alemanas suelen recogerse cuando están muy maduras, vendimiando varios días en el mismo sitio en espera de la maduración. Cuando se anuncia la vendimia oficialmente, el vendimiador deberá tener muy en cuenta la relación entre azúcar y acidez, el estado de las uvas y el tiempo probable que hará en las siguientes semanas. Un buen tiempo suele aumentar el peso del mosto en un grado diario, tipo Dochsle, pero la lluvia puede diluir el contenido de azúcar de las uvas sobremaduras en similar medida. Lo primero que podemos mirar es si en la cápsula lleva el logotipo de la VDP (una águila con un racimo en el centro). Esto ya será garantía de calidad y además nos indicará que su clasificación se va a regir por las normas de esta asociación de productores (Verband Deutscher Prädikatsweingüter). Esta clasificación, de clara inspiración francesa y basada en el concepto de “terroir”, distingue tres clasificaciones en los vinos secos: genéricos, vinos de pago y grandes crus. Los “grandes crus”, esto es en alemán Grösses Gewächs (GG), están en la cima de la calidad para vinos secos. Son vinos de pago calificado, de rendimiento limitado y vendimia manual. Sin embargo, esa no es la forma tradicional de clasificar los vinos alemanes. Los vinos alemanes han sido clasificados por ley en base a los grados de azúcar que contienen sus mostos. Esta clasificación, en primer lugar, distingue entre los vinos que pueden chaptalizarse (QbA) y los que no, dando a estos últimos la denominación “Prädikatswein”. Según el período de recogida las cosechas reciben las siguientes denominaciones: Vorlese: recogida temprana de las uvas antes de la cosecha principal, permitida cuando las condiciones adversas del tiempo indican que la cosecha se perdería debido a la podredumbre excesiva, granizo, etc. Es endulzada al estilo Süsreserve (con azúcar o mosto concentrado). Hauptlese: la cosecha general que tiene lugar entre la Vorlese y la Spätlese. Es endulzada al estilo Süsreserve. Spätlese: recogida, a final de temporada, de las uvas con mayor contenido en azúcar. Auslese: recogida de los racimos de uvas especialmente seleccionados por su estado avanzado de madurez. Beerenauslese: recogida de uvas sobremaduras, de superior calidad, en las que el zumo está muy concentrado debido a la acción de la podredumbre noble, conocida en alemán como Edelfaule. Trockenbeerenauslese: recogida de las uvas atacadas por la podredumbre noble y secadas en la misma cepa; sólo es posible en los años excepcionales. Eiswein (vino del hielo): la cosecha de este vino necesita una temperatura de entre - 8ºC a -13ºC, de modo que las uvas puedan prensarse con gran parte de su contenido en agua helada. Vino de alto nivel de azúcar y acidez. La primera referencia documentada a los vinos de hielo data de 1858. Fue la primera vez en que granos de uvas congeladas se recogieron y fueron prensados en Schloss Johannisberg. La uva sobremadurada, especialmente si ha sido afectada por Botrytis, no produce un buen vino de hielo. Las vides deben estar sanas para que la uva se mantenga durante semanas, esperando la primera helada fuerte de la temporada. Una escarcha realmente dura acostumbra a ser lo más adecuado ya que entonces los granos se transforman en hollejos congelados. En Alemania, la cosecha del vino de hielo tradicionalmente se realiza a oscuras, en las frías madrugadas de invierno cuando la temperatura ronda los -12 ºC. Dado que los componentes sápidos y aromáticos no se diluyen con el contenido de agua de los granos de uva, el vino produce una explosión de sabores en boca con una sorprendente concentración de dulzor y acidez. Con una acidez elevada, son vinos que envejecen bien y se benefician de un tiempo de reposo en la botella, especialmente aquellos elaborados a partir de la variedad riesling. Kabinett: vino al cual no se le incorpora azúcar para elevar su graduación alcohólica. Se recoge durante cualquier fase de la cosecha. Principales variedades blancas: Riesling: Es la variedad noble de Alemania y constituye poco menos de la cuarta parte de las plantaciones totales, con lo cual se convierte en la variedad más plantada, además del vino más vendido. Es particularmente importante en la producción de los mejores vinos de Mosel-Saar-Ruwer y el Rheingau. Madura tarde, generalmente entre octubre y noviembre, pero debido a su dureza es ideal para vinos de cosecha tardía. Su nivel natural de acidez elevado, ayuda a que los vinos envejezcan bien. Este vino, cuando es joven, tiene un carácter floral pero a medida que envejece típicamente desarrolla aromas de petróleo. Tiene un papel importante como progenitora de muchos de los cruzamientos que se han desarrollado. Müller-Thurgau: Desarrollada en 1880, es una variedad cruce de Riesling y otra variedad que se desconoce. Tiene una maduración muy temprana y da grandes producciones, es susceptible a la podredumbre y al daño por heladas. Constituye el componente principal de la mayor parte de los Liebfraumilch. Silvaner: Es la uva de tiempos pasados; sus plantaciones han disminuido dramáticamente siendo sustituida por variedades creadas a base de nuevos cruzamientos que fueron desarrollados. Se la encuentra principalmente en aquellas regiones donde era tradicionalmente fuerte como Franken. Produce vinos de baja acidez y con aromas frutales bastante neutros. Otras: Scheurebe (Silvaner x Riesling) con fuertes aromas de pomelo cuando madura completamente así como Kerner, Pinot Gris, Gewürztraminer, Grauer Burgunder o Ruländer (Pinot Gris), Weisser Burgunder (Pinot Blanc) y muchas otras. Principales variedades tintas: Spátburgunder (Pinot Noir): Es una variedad que madura tardíamente y da en Alemania vinos encorpados y frutados. Se la cultiva particularmente en los viñedos más al sur de Pfalz y Badén y sus plantaciones están aumentando. Dornfelder: Desarrollada en 1956. Sus hollejos profundamente pigmentados tiñen el jugo rápidamente, y produce vinos de color particularmente intenso. Debido a esta característica, se la considera una uva con gran potencial, ya que la mayoría del resto de los vinos tintos alemanes son más bien livianos, bastante pálidos y semi-secos y se elaboran prácticamente para consumo local. Otras: Blauer Portugieser , Blauer Trollinger, Schwarzriesling (Pinot Meunier), Lemberger, Regent, etc Existen poco más de 140 variedades de uva para la produccion de vino que se pueden clasificar en 40 de ellas para uva de vino tinto y poco más de 100 para las variedades de vino blanco. El 20% de la superficie de cultivo es de Riesling, seguido por la uva Müller-Thurgau con el 15%. Les siguen las uvas tintas Blauer Spätburgunder con el 14% y el Dornfelder con el 10%.

Leer Más[...]

La cerveza en Alemania

Fecha: 03/Oct/2017

Fuente: http://www.guiadealemania.com/   En Alemania existe una increíble cultura alcohólica y que es conocida como el país en el que más se consume, pero todo esto no es en vano, pues son también los más variados productores de cerveza, así como los más cerveceros de todo Europa.Si vas a viajar a Alemania debes tener en cuenta que la cerveza es una de las bebidas más populares y además funge de acompañamiento de muchos platillos regionales dentro de su peculiar gastronomía. La cerveza, en ditintos tintes y sabores, elaboración y grados de alcohol, las más inimaginables variedades están aquí en Alemania.     Tipos de cerveza PilsenerEntre los tipos de cerveza más populares encontramos a la clásica Pilsener que es originaria de la ciudad de Pisen. Es una cerveza rubia y un tanto amarga, con poco lúpulo que contiene no más de 5 grados de alcohol. WeizenbierEstá la Weizenbier, que es esencialmente una cerveza elaborada con la levadura en muy altas temperaturas y posee un sabor ligeramente afrutado. Es propia del sur de Alemania, aunque poco a poco aumenta el consumo en el norte. AltbierA pesar de que su nombre indique antiguedad, la cerveza Altbier hace referencia a las emergentes espumas de la levadura, que salen a la superficie. Esta cerveza suele tener un fuerte sabor amargo a lúpulo por lo que es popular en Düsseldorf y Nordrhein. KölschLa cerveza Kölsch es una especialidad local de la ciudad de Colonia. es de un color amarillo claro y brillante con un sabor predominante a lúpulo, ésta también se elabora a altas temperaturas y se sirve en vasos cilíndricos característicos. HellesLa cerveza Helles, también conocida como cerveza clara y suele tener un contenido de malta y lúpulo entre un 11 y un 13% así como un contenido alcohólico de 4,5º hasta 6º. DunkelTambién está la Dunkel o cerveza oscura es anterior a la cerveza “rubia” y debe su nombre a su color parduzco o negro; Es también de sabor suave y emplean bastante lúpulo para menguar el amargor de la malta.   En fin, cervezas hay para todos los gustos, fuertes y suaves, amargas y medio dulzonas, claras y oscuras, pero todas con ese toque que hace notar ese tácito sello made in Germany.

Leer Más[...]

Diseño y hospedaje: Internetísimo.com