La cerveza alemana, un néctar de dioses

Fecha: 22/Feb/2018

Fuente: alemaniando.com

Historia de la cerveza en Alemania
La cultura cervecera de Alemania data desde tiempos muy antiguos y de acuerdo a los registros de una enciclopedia de 1645, las tribus germanas bebían un líquido fermentado conocido como el “Mer”, considerado como un néctar divino.

Justo antes de poseer conocimiento alguno sobre el lúpulo, los alemanes empleaban hierbas aromáticas y plantas silvestres con lo que obtenían una cerveza clara y ligera, que duraba poco y no se podía transportar. Luego, en el siglo XII ante la hambruna predominante del momento, el rey Juan Primus, más conocido como Gambrinus proclama cultivar la cebada, y ello sirvió como catalizador en ese impulso de fabricar de la cerveza.

Así que en la Edad Medía, los monasterios juegan un papel importante como elaboradores y distribuidores del líquido. Por aquel período sólo se elaboraba cerveza en la región sureña de Alemania, pero gradualmente se fue expandiendo a las diferentes regiones hasta llegar a unas 500 áreas en las cuales se elaboraba y comercializaba, y vendría a cobrar mayor fama pues al estar prohibido el vino en la región, la gente bebía cerveza.

Por este periodo se incorpora el elemento lúpulo a la cerveza y llegando a ser muy popular. Los registros refieren al año 1286 como el privilegiado donde se empieza a elaborar la primera cerveza de gran calidad en el Heiliggeistspital y sería en 1487 cuando se promulgaría la “ley de pureza” de Múnich que obliga a producir la bebida con todos sus 4 ingredientes: las cebadas, levadura, lúpulo y agua.

Tradición cervecera
En Alemania, en dependencia de la zona y la estación del año se suele beber la cerveza mezclada con otros elementos, por ejemplo en Baviera la gente suele beber cerveza mezclada con zumo de limón. En otras áreas del norte de Alemania se suele añadir una pizca de azúcar u otra especia para complementar una verdadera divinidad.

Se suele tomar cerca de los ayuntamientos pues estos constituían el lugar preferido para reunirse las personas a debatir y tomar decisiones.

La cerveza alemana protagoniza también uno de los atractivos turísticos más celebrados en el mundo: la Oktoberfest. Esta celebración tiene sus raíces en las nupcias del príncipe Luis de Baviera con la princesa Teresa de Sachsen-Hildburghausen que tuvieron lugar el 12 de octubre de 1810. Millones de visitantes vestidas con tradicionales trajes folclóricos se dan cita cada año en la que se conoce como la más internacional de las festividades populares alemanas, la fiesta de la cerveza.

Y para concluir le brindamos un listado de las tipos de cervezas alemanas, invitándolo siempre a darse una vuelta por este maravilloso país y disfrutar del placer del legítimo néctar germano. Prost!

Cervezas alemanas
Las siguientes son algunas de las variantes más conocidas de la cerveza alemana:

  • Altbier La Altbier con un fuerte sabor amargo a lúpulo. Es muy célebre en las regiones de Düsseldorf y Nordrhein.
  • Bockbier La cerveza Bockbier, su nombre procede de la ciudad alemana de Einbeck de donde es oriunda la reconocida marca Einbecker. Su grado de alcohol varía mucho.
  • Dunkel La cerveza Dunkel es una cerveza oscura que suele ser una mezcla de malta y lúpulo. Tiene sus orígenes en Bohemia y Baviera.
  • Helles La cerveza Helles es una cerveza de color claro que gusta mucho en Bayern.
  • Kölsch La cerveza Kölsch que es típica de la ciudad de Colonia.
  • Pilsener La cerveza Pilsener (conocida también como Pils o Pilsner) oriunda de la ciudad de Pilsen en Bohemia.
  • Schwarzbier La cerveza Schwarzbier que es negra por naturaleza y posee un sabor fuerte pero agradable.
  • Weizenbier Weizenbier se trata de una cerveza con un sabor ligeramente afrutado. Es común en el sur de Alemania.

Recuerda que en María Drexler puedes conseguir algunas de las mejores cervezas alemanas del mercado

Diseño y hospedaje: Internetísimo.com